CUATRO CHAMPAGNES PARA CUALQUIER OCASIÓN

Hoy sugerimos cuatro champagnes que podremos disfrutar en cualquier momento. Da igual si es una comida o cena, a los postres o para ir de aperitivos: acertaremos seguro, pues proceden de cuatro Maisons de Champagnes que utilizan técnicas modernas de elaboración, respetando la tradición de sus bodegas y viñedos:

Moët Chandon Brut Impérial

MOËT CHANDON IMPÉRIAL

La Maison de Champagne más grande, desde 1743 y quizás el champagne más conocido del planeta. Marca muy posicionada con el lifestyle de gama alta a través de su publicidad y empresas vinculadas al mundo de la moda, produce al año dos millones de cajas de champagne. Sin duda el Impérial es el más emblemático espumoso de la casa. Está elaborado con uvas pinot noir (de 30% a 40%, que le aportan cuerpo), pinot meunier (30% a 40%, le otorgan la suavidad) y chardonnay (20% a 30%, que le dan delicadeza). Es muy característico su color amarillo pálido tirando a verde. Aromas a fruta muy viva y a flor de vid. En el paladar, suntuoso, sutil, con notas de bollería y de fruta blanca como la pera o la manzana e incluso el melocotón. Perfecto para la comida, para el postre, para tomar con aperitivos…

POL ROGER BRUT RÉSERVE

Las bodegas Champagne Pol Roger llevan haciendo espumosos de calidad regularmente desde 1849, estando situadas en Epernay. Su brut réserve es definitivamente un champagne para cualquier ocasión. Está elaborado a partir de tres variedades de uva a partes iguales: pinot-noir (procedente de sus viñedos de la Montagne de Reims, que le otorgan cuerpo y fuerza), pinot meunier (que le dan frescor y sabor afrutados) y chardonnay (procedente de loa Côte des Blancs, le da ese toque de elegancia, ligereza y complejos matices). Estas uva procede de 30 crus distintos (municipios de Champagne con clasificación 80% a 89% en la calidad de sus suelos, clima y uvas). 4 años de envejecimiento en la bodega, situada a 33 metros bajo el nivel de la calle. El champagne Pol Roger Brut Réserve tiene un precioso color dorado, un sabor equilibrado, elegante y complejo, y lleno de finas burbujas. En nariz se revelan aromas frutales como la pera y el mango y recuerdos florales a madreselva y jazmín. También tiene notas de vainilla y brioche. Largo y fresco en boca, sabor a miel y nueces. Es un éxito asegurado, porque combina bien casi con cualquier plato, y eso lo sabía muy bien Sir Winston Churchill, pues era su champagne preferido.

André Clouet Rosé nº 3 Grand Cru

ANDRÉ CLOUET ROSÉ Nº 3 GRAND CRU

Antes vimos las localidades valoradas como Cru, ahora veremos las Grand Cru: estamos hablando de municipios de Champagne con una valoración en suelo, clima y uvas de un 100%, 17 pueblos. Esta denominación solo se puede poner en las etiquetas si efectivamente toda la uva procede de viñedos con esta clasificación (algo verdaderamente difícil), propio de grandes marcas. Y por supuesto Andre Clouet, aunque sea una bodega nacida en el año 2003, lo es, no en vano los  Clouet son una familia viticultora desde la época de Luis XV. Este champagne rosado es un clásico. Elaborado con una única uva, pinot noir, se le añade un poco de Coteaux Champenoise, vino tinto de la zona de Bouzy, que le aporta el toque de color. Envejecido durante 36 meses. Si te gustan los champagnes rosados, este sin duda es un acierto: sabor mineral, muy fresco, es perfecto para gastronomía, para acompañar comidas, cenas o aperitivos. Color rojo frambuesa, gran textura, finas burbujas, en nariz notas de melocotón, cerezas, frambuesas, cáscara de naranja. En boca, notas ahumadas, frutos del bosque. Fresco, elegante y expresivo.

Billecart-Salmon Brut Réserve

BILLECART-SALMON BRUT RÉSERVE

La séptima generación de la familia y 250 años a sus espaldas: la bodega Billecart continúa elaborando exquisitos champagnes, y la mayoría de las uvas que utilizan proceden de los alrededores de Epernay, la zona con los más grandes cru de pinot noir, chardonnay y pinot meunier. Utilizan moderna tecnología respetando la tradición, envejeciendo sus botellas en una bodega subterránea con una temperatura constante de 12º que produce una burbuja fina. 36 meses pasa cada botella de Billecart-Salmon Brut Réserve en esta bodega. Su composición es de uva pinot noir en un 30%, procedente de la Montagne de Reims y de la Grande Vallée de la Marne, un 40% de pinot meunier de la Vallée de la Marne y chardonnay de Coteaux Sud d’Epernay. Visualmente, tiene reflejos dorados, un tanto pálidos, en nariz aroma a fruta fresca y a pera madura. Armonioso y equilibrado, en definitiva, redondo. Para todo, sin reservas.

Fotos: bodegas y Gran Clavel.

Comparte este artículo

Deja un comentario