HISTORIA DE LOS VINOS DE MADRID

El vino de Madrid tiene un origen incierto. No sabemos exactamente si los viñedos fueron introducidos en el centro de la Península por los cartagineses o por los romanos, pero llegaron para quedarse. No les afectó la invasión musulmana y en la Edad Media cobran nuevo resplandor, llegando al Renacimiento ya como una industria especializada y exportadora. Prestigiosos vinos que son elogiados a lo largo de la historia en innumerables obras literarias que, a pesar de vivir sus peores momentos con la llegada de la filoxera en 1914, la Guerra Civil de 1936 y años de crisis hasta los años setenta del siglo XX, lograrán recuperarse espectacularmente. Después de grandes cambios y transformaciones en todos los procesos de la industria, se ha llegado a asegurar la presencia de los vinos de Madrid en mercados tanto locales como de otras zonas de España, y aumentado espectacularmente las exportaciones. El vino de Madrid ya es sinónimo de calidad y de buen hacer.

EL CONSEJO REGULADOR DE VINOS DE MADRID

En España existen aproximadamente 70 denominaciones de origen del vino. Madrid no iba a ser menos y cuenta con la suya. Es una denominación relativamente joven, pero con muy buenas bases, como la tradición. El organismo encargado de la D.O. es el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Madrid, que establece las normas, criterios de calidad y controles pertinentes. Desde 1984 se ha estado luchando por el reconocimiento de la calidad de los vinos y no será hasta 1990 cuando por fin se establezca la D.O. Vinos de Madrid. En 1992 se comenzarán a comercializar los primeros vinos de crianza.

LAS SUBZONAS DE LA D.O. VINOS DE MADRID

Tres son las subzonas vitivinícolas que se amparan a la denominación de origen de los vinos de Madrid: Arganda del Rey, Navalcarnero y San Martín de Valdeiglesias. En total son 7.500 Ha repartidas en 54 municipios de la Comunidad de Madrid, y 45 las bodegas. Además, a día de hoy hay nueva subzona pujando por conseguir esta denominación: El Molar, que incluiría 11 nuevos municipios de la Sierra de Madrid y 600 nuevas Ha. La Comisión Europea está valorando muchos factores, y podría decidir este mismo año de 2018.

Las tres subzonas de la D.O., situados de media a 560 metros sobre el nivel del mar, tienen un clima similar: continental, seco, con regímenes de media de apenas 539 mm de lluvia anual, y temperaturas muy extremas tanto en invierno como en verano, que van desde los -8°C los 41°C.

TIPOS DE UVA DE LA D.O.  VINOS DE MADRID

Los tipos de uva de los vinos D.O. Vinos de Madrid son estas:

Para las variedades tintas, las preferentes serán las tradicionales: tempranillo y garnacha tinta. Tempranillo es la preferente en la subzona de Arganda y garnacha en la subzona de Navalcarnero y San Martín de Valdeiglesias. Desde 1996 se han incluido las variedades merlot y cabernet sauvignon, y en 2004 la syrah.

Para las variedades blancas, las preferentes son albillo real y malvar. Y las variedades autorizadas son airén, macabeo (viura), moscatel de grano menudo, parellada, torrontés (alarije) y sauvignon blanc.

TIPOS DE VINOS DE LA D.O. VINOS DE MADRID

Los vinos de la D.O. Vinos de Madrid se engloban en las siguientes tipologías:

Vino joven: envejecimiento mínimo de dos años naturales, seis meses mínimo en envases de madera.

Vinos de Madrid Crianza: seis meses de crianza en barrica de roble; envejecimiento en botella hasta completar dos años.

Vinos de Madrid Reserva: en tintos, 36 meses como mínimo de crianza, de los cuales doce serán en barrica de roble. En blancos y rosados, 24 meses de crianza como mínimo, de los cuales seis lo serán en barrica de roble.

Vinos de Madrid Gran Reserva: para vinos tintos, 24 meses como mínimo de crianza en barrica de roble, seguido de 36 meses en botella, como mínimo. Blancos y rosados, 48 meses de crianza, de los cuales un mínimo de doce meses en barrica de roble.

Espumoso: a partir de blanco y rosado. Nueve meses de crianza.

Sobremadre: aquellos tintos y blancos que contengan gas carbónico de origen endógeno a causa de su especial elaboración.

AÑADAS

Desde la puesta en marcha de la denominación en 1990, la calidad de los caldos de la D.O. se ha mantenido en un muy buen nivel, destacando  entre todas las cosechas las de los años 2001, 2010 y 2016, con la denominación de excelentes.  En el siguiente cuadro se puede ver año por año la calificación de las distintas añadas desde los comienzos:

VINOS AJENOS A LA DENOMINACIÓN DE ORIGEN

¿Y aquellos vinos que no pertenecen a la D.O Vinos de Madrid?  Pues por supuesto, existen muchas bodegas en la comunidad de Madrid que no pertenecen a las subzonas de la D.O., o que elaboran vinos hechos con alguna variedad de uva no incluida en las directrices del organismo regulador, o que no se adaptan a los tiempos de crianza, por poner varios ejemplos. ¿Son peores estos vinos? Por supuesto que no tienen por qué. Muchos, incluso, son vinos de prestigio internacional, caldos de primer nivel que se encuentran entre los mejores de España. En resumen, ya sean vinos con D.O. de origen o no, los vinos de Madrid están ya presentes en las cartas de los mejores restaurantes del país, y eso que han de enfrentarse a la dura competencia que supone el resto de vinos españoles, casi nada.

 

 Fuentes (texto, fotos): www.vinosdemadrid.es – www.madridenoturismo.org – www.vinoysequedo.com

Comparte este artículo

Deja un comentario